Una realidad histórica que afecta a las PYMEs de la Construcción, agudizada en los últimos años, es la dificultad de éstas para acceder a la Obra Pública, la cual pareciera estar reservada a unos pocos.

El camino de ingreso a la Obra Pública para las pequeñas empresas siempre fue la posibilidad que tenían de ser contratadas en obras de reparación, ampliación o modificaciones que obtenían por contratación directa. Pero lamentablemente el monto que fija la ley se fue retrasando como consecuencia de la deficiencia en la actualización por inflación, lo cual las obliga a cumplir con una mayor cantidad de requisitos administrativos desde muy abajo.

Pero este no es el único inconveniente que tienen las PYMEs, ya que empresas con mayor envergadura y trayectoria en la obra pública, también están afectadas, por la imposibilidad de cumplir plenamente con los requisitos del Registro de Empresas de Obras Públicas, tanto Provincial como Nacional, sobre todo en lo que hace al tema impositivo.

En los últimos años hubo un importante aumento de la economía informal en el sector de la construcción, lo cual generó una competencia desleal, obligando a las PYMEs a contraer endeudamiento impositivo para no quedar fuera de mercado con sus precios. Esta situación les impide a las mismas mantener su inscripción al día en el Registro de Empresas de Obra Pública y afecta su capacidad financiera.

Otra de las dificultades que tienen es la contemplación de antecedentes, ya que solamente se tienen en cuenta los obtenidos a través de las contrataciones con el Estado, dejando fuera la trayectoria de la empresa en la Obra Privada. Esto resulta injusto ya que se requiere de la misma capacidad para hacer una como otra.

Estas y otras cuestiones de envergadura referidas a la Obra Púbica y PYMEs están siendo abordadas desde el Centro de Constructores dentro de sus gestiones con las autoridades nacionales y provinciales.

SWF file not found. Please check the path.

Acceso Privado